martes, 27 de junio de 2017

“NO SÉ SI SERÁ VERDAD” DE FERNÁN SILVA VALDEZ



El canto que voy cantando
ya lo traía en la sangre;
me corría por las venas
desde mucho tiempo antes.

El canto que voy cantando
 yo me lo arranco del pecho;
lo llevo como una flor
en el árbol de los nervios.

Yo me lo arranco del pecho
o tal vez del corazón;
cada renglón es un gajo,
cada asonante una flor.

Un poema así es un ramo
y por eso he dicho yo:
mis versos tienen perfume,
mis cantos tienen color.

Cuando el poema está escrito
con sus puntos y sus comas,
tiene un instante de luz pero
nuestra edad de sombra.

El día en que vi la luz
todos mis cantos la vieron;
luego llegaron los años
que los fueran escribiendo.

Un poeta lo es entero
desde el día en que nació,
y al cantar va confirmando
nada más su vocación.

Canta como lo hace el pájaro,
perfuma como la flor,
florece como la planta,
late como el corazón.

Él no hace sino cumplir
una orden, y no más;
hay un dedo que le indica
el camino que ha de andar.

Y luego cuando su nombre
bajo los versos anota,
hay mil gotitas de sangre
que cantan: es de nosotras.

Pero el poeta no oye
este cantar y se cree
que aquellos versos que ha escrito
son puramente de él.

No sé si será verdad
todo lo que voy diciendo,
lo digo porque me nace,
porque me parece bello.

A veces me contradigo
en busca de la belleza;
me pierdo entre las palabras,
me enredo entre las ideas.

Busco lo hermoso y en arte
es la verdad más cabal;
una verdad sin belleza
se encuentra en cualquier lugar.

Y digo al final: ignoro
quién ha escrito este cantar;
si son mis gotas de sangre
o yo mismo: en realidad.

                                     (Montevideo, 15/10/1887 – 9/1/1975, compositor y dramaturgo uruguayo)
                                                                                   Montevideo, 1963.

No hay comentarios:

Publicar un comentario